¿Cómo los guantes multiusos protegen y mejoran la productividad?

Los operarios de cada sector son susceptibles de sufrir lesiones cada día, especialmente cuando realizan tareas aparentemente inocuas. Actividades como la expedición y la recepción, el marcado, la manipulación de materiales, operaciones de almacén, logística, conducción, inspección y embalaje o recepción de materias primas exponen a los trabajadores a los riesgos más comunes en el trabajo, entre ellos cortes, abrasiones, quemaduras y torceduras de poca gravedad.

guantes de seguridad

CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO DE "SIMPLES" LESIONES

En la UE, casi las tres cuartas partes de los accidentes laborales tienen como resultado heridas y lesiones superficiales, dislocaciones, esguinces y torceduras o conmociones cerebrales y lesiones internas1. Las lesiones en manos y brazos están entre los tipos más habituales, con casi la mitad (43%) de los 2,5 millones de lesiones en el trabajo en la UE registradas durante 2017, localizadas en las extremidades superiores2.

Un simple esguince o una torcedura pueden agravarse debido a unas prácticas de trabajo repetitivo y porque no se minimicen los riesgos, dando lugar a trastornos musculoesqueléticos que requieren un tratamiento continuado. Esto hace que las lesiones en las manos sean particularmente difíciles tanto para las empresas como para las personas, ya que pueden incapacitar a los trabajadores para realizar sus tareas habituales y dar lugar a largos períodos de recuperación y rehabilitación. La reasignación a otras funciones puede ser difícil porque se requieren manos que funcionen y un grado razonable de destreza para realizar incluso la más general de las tareas.

 

lesiones en manos

¿POR QUÉ SE PRODUCEN LAS LESIONES?

En muchos casos, las lesiones prevenibles se producen porque los encargados de salud y seguridad tienen dificultades para reconocer los riesgos inherentes asociados con tareas y funciones específicas y, por consiguiente, descuidan la dotación de equipos de protección individual (EPI) adecuados, incluyendo los guantes.

Sin embargo, los estudios indican de manera reiterada que una razón mucho más común es la sensación de incomodidad, que hace que el sesenta por ciento de los usuarios renuncien al uso de soluciones de protección de manos suministradas, citando como razones para ello la falta de confort y la pérdida de rendimiento.

Si bien la mayoría de los responsables de seguridad se esfuerzan por identificar posibles riesgos laborales y minimizar el riesgo de accidentes o lesiones, una selección de protección de manos incorrecta puede terminar siendo más peligrosa que el propio riesgo identificado. Aunque una seguridad adecuada es el objetivo principal, también lo es una productividad óptima – y no debería obligarse a los trabajadores a elegir entre ambas.

La dificultad para identificar correctamente los riesgos radica en que la causa fundamental de una lesión de manos no siempre es la más obvia. Un pésimo agarre o la fatiga de las manos debida a un movimiento repetitivo sostenido pueden fácilmente provocar lesiones por resbalamiento, por ejemplo. En presencia de herramientas afiladas o bordes cortantes, podría generar un riesgo mayor por perforación o heridas por corte. Aunque este último sea obvio y esté claramente identificado, puede dificultar el reconocimiento de las condiciones previas que originaron todos los riesgos subsiguientes.

 

guantes multiusos

CONFORT, CALIDAD Y CONSTRUCCIÓN

El uso de guantes multiusos para tareas y asignaciones generales como la manipulación, el transporte, el embalaje y el almacenamiento, entre otras, ofrece un grado adecuado de defensa contra los daños derivados de los riesgos presentes.

Al igual que en el caso de los EPI diseñados para proteger contra un riesgo específico, la calidad de una solución de protección de manos multiusos puede tener un profundo impacto en los presupuestos. Los guantes de peor calidad o más baratos (que pueden o no ofrecer una protección adecuada) a la larga saldrán más caros, ya que deben ser reemplazados con mayor frecuencia.

La durabilidad debe tenerse en cuenta en el proceso de selección, ya que existe una relación intrínseca entre la fabricación óptima de los guantes y la prevención de lesiones, la mejora de la productividad y la reducción de costes. Cuanto más duradero sea el guante, menor será el coste por uso, por lo que resulta lógico tener en cuenta los componentes que determinan su longevidad, específicamente en su uso en cualquier entorno o aplicación.

Las mejoras en las tecnologías de los revestimientos, la elaboración de los materiales y las técnicas de producción han propiciado el desarrollo de un producto mejor y más duradero. A la hora de evaluar soluciones alternativas de protección de manos, tenga en cuenta tanto los materiales del revestimiento como los del forro, ya que las variaciones en las características de cada uno determinarán la elección más apropiada para los parámetros ambientales y específicos de cada tarea.

UNA ELECCIÓN, NUMEROSAS APLICACIONES

Muchas actividades presentan riesgos que requieren el uso de soluciones específicas de protección de manos diseñadas para hacer frente a los riesgos de cortes, impactos u otras lesiones graves, pero un número abrumador de incidentes evitables en el trabajo se producen porque los operarios no utilizan ninguna protección.

Un guante de seguridad multiusos bien diseñado y fabricado puede marcar la diferencia entre una lesión evitable y una seguridad óptima, independientemente de su sector, ocupación o actividad. Dada la probabilidad de que una lesión inmediata se transforme en una patología crónica y discapacitante, el arsenal de todo profesional de la seguridad debe incluir una protección de manos multiusos adecuada.

Aunque es razonable trabajar con un proveedor que pueda ayudar a identificar y racionalizar los requisitos específicos del EPI, es igualmente importante crear un mecanismo de respuesta que incorpore a los propios usuarios, ya que están en una posición privilegiada para aportar información en materia de confort e idoneidad. La selección y evaluación de los EPI se integra idealmente en un programa más amplio de análisis, evaluación comparativa y mejora continua, para que los profesionales de la seguridad puedan determinar e implementar cambios en los procesos y los procedimientos diseñados para lograr una mejora significativa de la seguridad y la economía.

Aunque se entiende que cada puesto de trabajo es diferente, es importante que los trabajadores estén protegidos. La elección de un guante multiusos cómodo y duradero para su uso en diversas tareas y áreas de responsabilidad fomentará el cumplimiento de la política en materia de EPI, supondrá una valiosa garantía de seguridad y mejorará la productividad, al tiempo que, en última instancia, se obtendrán mejores resultados.

 

guantes multiusos

 

Fuente: Ansell ®

Contáctenos